Nueva Publicación: Investigación sobre dos asentamientos informales de la ciudad de Cali. 2018

Nueva Publicación: Investigación sobre dos asentamientos informales de la ciudad de Cali. 2018
2 asentamientos: Los Samanes del Cauca y Navarro, ubicados en el jarillón del río Cauca.

NUEVA PUBLICACIÓN. PERIODISMO Y DESPLAZAMIENTO FORZOSO EN COLOMBIA.

NUEVA PUBLICACIÓN. PERIODISMO Y DESPLAZAMIENTO FORZOSO EN COLOMBIA.
Resultado de un proceso investigativo, este libro en coautoría da cuenta del tratamiento periodístico dado por el Diario El País de Cali, a los hechos y circunstancias que hicieron posible el desplazamiento forzado en Colombia y la aparición de la categoría Desplazados. 2016

lunes, 5 de febrero de 2018

Ecología Política: la última esperanza de cambio

Por Germán Ayala Osorio, estudiante doctorado en Regiones Sostenibles

En varias columnas anteriores[1] he expuesto mi pesimismo en torno al futuro de la humanidad, por las  crisis ambientales[2] y los conflictos socio ambientales[3]  suscitados por la forma como hemos asumido no solo las relaciones con la Naturaleza[4], sino entre nosotros mismos.

En un texto en particular,  señalé que es tarde para la sustentabilidad[5]. Sin embargo, al leer acerca de la Ecología Política (EP) encuentro algunas ideas sobre las cuales es posible sostener la esperanza de poder reversar, o quizás apenas morigerar los efectos negativos que como especie dominante le producimos al Planeta; eso sí,  no puedo dejar  de señalar los obstáculos a los que se enfrentan quienes siguen, practican y fomentan las ideas y las orientaciones de este campo ambiental  y por supuesto, los que debe afrontar la Ecología Política misma como paradigma. Sobre este asunto me referiré al final de esta columna.

Para entender de dónde provino o, a través de qué hechos, contextos y circunstancias fue posible llegar a la Ecología Política, hay que recordar al “viejo ambientalismo”, las luchas ideológicas de los años 60 y 70. La ecología política surge como la prolongación de las ideas de 1968 (Gortz) y constituye uno de los principales recipientes  de la <<revolución de las consciencias políticas, del cuestionamiento existencial>> de esta época (Cohn-Bendit)”[6].

Es decir, la Ecología Política se sostiene en unos mitos fundantes que aportan a su caracterización como una suerte de “macro” ideología, capaz de aglutinar disímiles perspectivas y voces, conducentes, por supuesto, a la generación de consensos alrededor de lo insostenible que resulta mantener el actual proyecto humano, ancorado en un modelo de desarrollo[7] extractivo y en un tipo de sociedad consumista que asume las relaciones entre los seres humanos y la Naturaleza desde un anacrónico antropocentrismo.  

Entiendo la Ecología Política (EP), como diría Bourdieu, como un campo de lucha, que se torna conflictivo por los enfrentamientos que promueve o genera entre paradigmas, sistemas de pensamiento, ideologías y apuestas discursivas que giran en torno al tipo de relaciones que el ser humano viene estableciendo de tiempo atrás con la Naturaleza. La EP apunta a la generación, por la vía cultural, de un ser humano integral (coherente entre vida pública y vida privada), solidario con su propia especie, con las otras, y responsable con la Naturaleza. Un  ser humano consciente de su lugar en el mundo, más allá de identidades en las que suele ocultar su propensión a someter al Otro y a la Naturaleza.

Algunos autores, como Dobson, asumen la EP como “un conjunto de ideas con respecto al medio ambiente, las cuales pueden ser consideradas propiamente como una ideología: la ideología del ecologismo (1997)”. Entre tanto, Ilich y Gorz, manifiestan que “la ecología política es una herramienta radical y holística de transformación social[8]. De igual manera, aparece Marcellesi quien asume este campo de acción, de reflexión y de estudio de los problemas  y los conflictos socioambientales, como “una crítica transformadora de la sociedad productivista y como acción política en busca de sentido y radicalidad democrática.  Al introducir el concepto de supervivencia humana, la ecología política desarrolla un análisis crítico del funcionamiento y de los valores de nuestras sociedades industriales y de la cultura occidental”.  Lipietz también participa de la discusión sobre el sentido de la EP, y recuerda que mientras que en su origen la ecología era una disciplina científica, <<la ecología de la especie humana difiere de la ecología de las demás especies animales, puesto que los seres humanos – al contrario del resto de las especies- son animales no solamente sociales, sino también políticos>>.

Quienes promueven la Ecología Política, entran en total contradicción con la operación del Estado moderno, en la medida en que representa una forma de dominación, en especial cuando desde las instancias de poder estatal se han promulgado y aupado toda suerte de políticas ambientales sectoriales de corte mono disciplinar, que han hecho posible transformar los ecosistemas hasta hacer posible la desaparición de especies, comprometer el equilibrio ecológico y por esa vía, poner en cuestión tanto la viabilidad del “proyecto” humano, como la  dignidad humana de millones de seres humanos que viven en extremas condiciones de pobreza y miseria.

El ya referido Marcellesi señala que “de antemano descartaremos cualquier relación entre el marxismo ortodoxo y la ecología política. Hemos definido un ecologismo opuesto al colectivismo, a cualquier forma de violencia y de dictadura (del Estado, del Partido, del proletariado) y, sobre todo, al productivismo, ya sea capitalista o socialista”.

Entre tanto, Enrique Left sostiene que “la ecología política es la política de la reapropiación  de la naturaleza. Sus estrategias no solo orientan las aplicaciones del conocimiento, sino que se plasman en una lucha teórica por la producción y la apropiación  de conceptos  y en una disputa  de sentidos en el campo discursivo de la sustentabilidad[9].

Ahora bien, termino esta columna aludiendo a los obstáculos con los que ya se enfrenta la Ecología Política, y quienes hacen ingentes esfuerzos por convertirla en el paradigma de cambio y quizás la última oportunidad, discursiva y práctica, de pasar la página del desarrollismo y del consumismo.

Un primer obstáculo está determinado en y por el ser humano mismo, esto es, la condición humana. Otra dificultad radica en la inercia de la sociedad moderna y de los procesos modernizantes echados a andar de tiempo atrás. Otro limitante tiene que ver con asumir la EP como una ideología totalizante cuando aún no se han superado viejas luchas ideológicas entre Izquierda y Derecha, o entre Capitalismo vs Socialismo. De igual manera, reconozco como fuertes obstáculos para la consolidación paradigmática de la EP, a los sistemas de dominación consolidados, porque será muy difícil echar para atrás lógicas de dominación y transformación de la Naturaleza.  

A todo lo anterior, se suma la extrema pobreza de millones de habitantes y la inmensa riqueza concentrada en unos pocos (inconciencia ambiental compartida por unos y otros), circunstancias estas convertidas en una suerte de círculo vicioso insuperable. Y finalmente, un gran impedimento está dado  por los discursos que niegan la complejidad del ser humano y de la sociedad; en particular, el discurso de quienes creen que los problemas ambientales, todos, encontrarán solución en los avances de la técnica y la tecnología, de allí que se intenten negar las crisis ambientales y los conflictos socio ambientales.

De todas formas, hay que guardar la esperanza de que como especie podamos reversar lo hecho hasta el momento, para generar unas nuevas relaciones entre el ser humano y la Naturaleza. Relaciones que deberán ser consustanciales, lo que implica abandonar el paradigma del antropocentrismo.




Imagen tomada de: allevents.in


[6] Tomado de Florent Marcellesi, Ecología Política: génesis, teoría y praxis de la ideología verde. Cuadernos Bakeaz 85. Movimientos sociales. p. 2.
[8] Ibid. p. 2. Marcellesi.
[9] Left, Enrique.  Racionalidad aambiental, la reapropiación social de la Naturaleza. Siglo XXI editores. México. p. 270. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Entradas populares

Páginas vistas en total

Etiquetas